Perú: Exigen garantizar la seguridad de ex funcionario forestal y su familia, y verificar el origen legal de exportaciones de madera

To read this release in English, click here.

WASHINGTON, DC – A partir de la publicación de hoy de un informe de investigación de Associated Press sobre el comercio de madera ilegal del Perú a los Estados Unidos, la Agencia de Investigación Ambiental (Environmental Investigation Agency – EIA) solicita al Gobierno Peruano que garantice la seguridad del ex Presidente del OSINFOR, Rolando Navarro, y su familia, para que Navarro pueda regresar con su familia después de 15 meses en el exilio.

Durante su gestión como presidente del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales y de Fauna Silvestre del Perú, OSINFOR, Navarro y su equipo trabajaron incansablemente para documentar y detener la tala ilegal y su comercio, incluso enfrentando amenazas de muerte. Su trabajo permitió el decomiso más grande de madera ilegal de la Amazonía en la historia de los Estados Unidos, en Setiembre del 2015, a través de la implementación de la Ley Lacey.

Sin embargo, en vez de acabar con la corrupción rampante y el crimen organizado que invaden el sector forestal, el gobierno peruano anterior optó por “matar al mensajero” y despedir intempestivamente a Rolando Navarro, cuya agencia estuvo a cargo de identificar la tala ilegal.

Bajo el liderazgo de Navarro, el OSINFOR proveyó data irrefutable para documentar el origen ilegal de millones de dólares de madera siendo exportada a los Estados Unidos. La mafia organizada de la madera respondió quemando públicamente ataúdes con el nombre de Navarro, enviando amenazas de muerte y bombardeando una de sus oficinas regionales. Más recientemente, un hombre armado con una pistola se acercó a su esposa, quien estaba caminando por la calle con su hijo, y le gritó: “tus hijos van a pagar por la madera”.

El Director Ejecutivo de EIA, Alexander von Bismark declaró: “El Gobierno Peruano, cuyo Presidente ha anunciado públicamente su apoyo a los funcionarios que luchen contra “la podredumbre de la corrupción”, debe ahora garantizar la seguridad necesaria para que Rolando Navarro pueda regresar a su país y a su familia.”

EIA también demanda que los gobiernos de los Estados Unidos y del Perú fortalezcan la lucha contra la tala ilegal y su comercio ilegal que ya han sido ampliamente documentados. Desde el 2014 Operación Amazonas, un operativo especial liderado por la autoridad de aduanas e impuestos del Perú, SUNAT, con el apoyo de la Interpol y la Organización Mundial de Aduanas, ha demostrado que es posible verificar el origen legal – o ilegal – de la madera que el Perú exporta. En el 2016, después de que el Perú respondiera a un pedido oficial del Gobierno de los EEUU documentando que más del 80% del embarque de madera que llegó a los EEUU en enero del 2015 era ilegal, el Gobierno Peruano se comprometió a modificar normas – incluyendo documentos de exportación – para asegurar la trazabilidad de la madera desde la extracción hasta la exportación. Esta medida está aún en proceso y debe implementarse sin más retraso.

En un mundo en que los mercados finales están prohibiendo el comercio de productos extraídos ilegalmente, a través de normas como la Ley Lacey en los EEUU o la EUTR en Europa, los países cuyos embarques de madera son conocidos por contener un alto riesgo de ilegalidad quedarán pronto sin destino para sus exportaciones.

Von Bismark agregó: “Un sistema transparente y eficiente que muestre el origen real de la madera es a la vez posible y necesario para que el sector forestal peruano pueda recuperar la confianza perdida. EIA está lista para ayudar. Pero el primer paso debe ser proteger a los héroes del Perú, como Rolando Navarro, que vienen luchando en contra de la tala ilegal en su propio país.”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.