Perú: La Institucionalidad estatal indígena debe representarse a través de un Organismo Técnico Especializado

Claveverde se entrevistó con Jesús Manacés Valverde, líder indígena awajún, que formó parte de la Mesa N° 1 del Grupo Nacional de Coordinación para el Desarrollo de los Pueblos Amazónicos, encargado de investigar y analizar los sucesos de Bagua. En aquella oportunidad presentó un Informe en Minoría debido a la presión política del gobierno aprista en hacer un solo informe que no involucrara a los actores gubernamentales. Hoy nos expone sus apreciaciones sobre la institucionalidad indígena en el país.

  1. ¿Crees que el Viceministerio de Interculturalidad es el ente ideal de coordinación entre los pueblos indígenas y el Estado peruano?

Uno de los acuerdos de la Mesa N° 4 del Grupo Nacional de Coordinación para elDesarrollo de los Pueblos Amazónicos, encargada de elaborar la Propuesta Nacional de Desarrollo Amazónico es la Acción L 2.1 que señala la necesidad de “Modificar la calificación del INDEPA, emitiendo el Decreto Supremo mediante el cual pasa a ser Organismo Técnico Especializado, asignándole un presupuesto de acuerdo a sus nuevas funciones”, en ningún momento se habló de crear un viceministerio, porque eso responde a un interés político y no a un interés reivindicativo. Por tal motivo, no puedo ir en contra de lo que mis hermanos indígenas acordaron en aquella oportunidad porque sería traicionar su mandato, en tal sentido no puedo afirmar que el Viceministerio de Interculturalidad sea el ente ideal de coordinación.

  1. ¿Por qué un Organismo Técnico Especializado?

La creación de una instancia de coordinación indígena como un Organismo Técnico Especializados (OTE) garantiza tres demandas primordiales que los pueblos indígenas hemos requerido históricamente que es; la necesidad de un órgano estatal con autonomía funcional, presupuestaria y que garantice la participación de la población indígena en la gestión pública.

La Ley N° 29158 Ley Orgánica del Poder Ejecutivo en su artículo 33 señala que las OTE tienen autonomía funcional con la finalidad de garantizar la independencia en su accionar sin la intervención de ningún otro sector en sus decisiones, además si la ley de creación lo establece deberá tener funciones normativas como las tiene las demás OTE en el país. Es decir, una OTE no recibirá presión política de ningún sector y podrá normar sus decisiones que deberán ser acatadas por todos los sectores y niveles de gobierno.

Asimismo una OTE tiene autonomía presupuestal, es decir todos los años recibirá un fondo por parte del Estado para realizar actividades en beneficio de los pueblos indígenas conforme a un plan anual.

Por último, una OTE garantizara la participación indígena porque cualquier indígena podrá formar parte del Consejo Directivo, el mismo que estará conformado por líderes indígenas y representantes del Estado; es decir los pueblos indígenas tendremos la oportunidad de elegir a nuestros representantes conforme a nuestros usos y costumbres.

Los representantes indígenas en este consejo directivo no necesariamente serán los representantes de AIDESEP o CONAP, para el lado amazónico; sino por el contrario debatiremos internamente cómo elegir nuestros representantes. Tampoco será necesario contar con título profesional o técnico, simplemente los “APUS” con su real saber y entender la cultura indígena podrán encaminar a nuestros pueblos al “buen vivir”.

Es necesario que los pueblos indígenas en la gestión pública nos mantengamos al margen de las aspiraciones partidarias del gobierno de turno, de ser la caja chica y la agencia de empleos de los partidos políticos.

  1. ¿Por qué no se puede pensar en fortalecer el Viceministerio de Interculturalidad como un ente estatal encargado de tutelar los derechos de los pueblos indígenas?

El Viceministerio de Interculturalidad responde a intereses del gobierno de turno no responde a los intereses del pueblo indígena.

Por ejemplo, el cargo del Viceministro de Interculturalidad es un cargo de confianza, los pueblos indígenas no tenemos vinculación alguna en la elección del cargo. Los funcionarios encargados en desarrollar políticas públicas en materia indígena son elegidos por el viceministro respecto de una evaluación curricular ajena a la cosmovisión de los pueblos indígenas. Yo no puedo aceptar que un antropólogo me enseñe a ser indígena, ni tampoco a un sociólogo recomendarme en cómo debe vivir un indígena, ni a un abogado oriente que mis derechos deben interpretarse en un determinado modo; por el contrario los indígenas sabemos quiénes somos y qué es lo que debemos respetar en armonía del bien común y no vamos a aceptar imposiciones porque tenemos el derecho al libre desarrollo de nuestra personalidad.

Hoy el Viceministerio de Interculturalidad está repleto de aprendices en la temática indígena, profesionales que han trabajado en ONGs algún tiempo y personal administrativo que piensa que la amazonía es el parque de las leyendas; con esa experiencia creen que lo conocen todo y regulan las políticas públicas sin coordinación, sólo invitan a un grupo de indígenas a sus eventos para validar lo que previamente se ha convenido haciéndoles creer que son sus decisiones. Absolutamente nada ha sido construido en coordinación; sólo han generado una necesidad de empleo de mis hermanos que viven en la gran ciudad.

  1. ¿Por qué no pensar en un Consejo Nacional de la temática indígena?

Los consejos nacionales son muy buenos para debatir cuestiones académicas pero sus recomendaciones no son vinculantes, es decir puede quedar todo el trabajo en buenas intenciones sujetos a la voluntad política del gobierno de turno.

  1. AIDESEP plantea la creación de un Ministerio Indígena, puede ser esta una alternativa.

No comparto esta iniciativa debido a que tener un Ministerio Indígena es lo mismo que tener un viceministerio de interculturalidad pero con más presupuesto y más personal, es decir más de lo mismo.

La experiencia del Viceministerio de Interculturalidad en la gestión pública no es de lo mejor para la temática indígena. Desde su creación sólo se ha dedicado al derecho a la consulta, olvidándose que los pueblos indígenas tenemos otros derechos; como la salud, educación, trabajo, justicia, entre otros; pero de parte de este órgano del estado sólo hemos visto dedicarse al derecho a la consulta y a pesar de ello existen serios cuestionamientos de su trabajo.

  1. ¿Cómo calificas la elección de Paulo Vilca Arpasi como viceministro de Interculturalidad y de Hernán Coronado como Director del Ministerio de Cultura?

No conozco a Paulo Vilca pero sé que ha sido el anterior Director General de Interculturalidad y derechos de los pueblos y Hernán Coronado lo conozco porque colaboró en las Mesas de trabajo en el Grupo Nacional, pero entendía que antes era el Asesor y ahora es el Director de interculturalidad y derechos de los pueblos; es decir es un continuismo de una gestión que no ha mostrado grandes avances; es lo que en el mundo awajún llamaría: “yakakao” (Traducción: Tatatao).

“Tatatao: Animal que invita a todas las aves a andar juntos, haciendo parecer que es amigo de todos pero al final resulta comiéndose al mejor tucán.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.