Perú: La renuncia de Lanegra y sus cuentas pendientes (I)

El día 3 de mayo de 2013, en nuestra cuenta de Twiter, dimos a conocer la salida del Viceministro de Interculturalidad, motivo por el cual creemos conveniente hacer un análisis de su salida debido a que nos ha dejado ciertas “bombitas de tiempo” que deben ser conocidas. “Haz tu trabajo mal o no lo hagas, y echarle la culpa a otros”, parece ser la línea que caracterizo el trabajo del viceministerio de interculturalidad y la conclusión de su gestión. 

Es conocido en los diversos pasillos del Poder Ejecutivo que durante la gestión del renunciante viceministro Lanegra, el trabajo de él y su equipo (conformado por un sin numero de jovencitos sin experiencia en el Estado pero hijitos e hijitas de alguien a fin a la gestión, hecho que denunciamos innumerables veces) siempre se caracterizo por evadir de muy diversas maneras el asumir la responsabilidad y el mandato que les correspondía: “ser la autoridad en materia de pueblos indígenas.”

De diversas maneras justificaron retrasos así como su incapacidad para trabajar; de igual forma no se pronunciaron cuando debían, siempre tratando a todos como desentendidos en el tema, declarando generalidades, pero sobre todo, descalificando a críticos tildándolos de ignorantes. Basta tener en cuenta las actitudes soberbias que el y su entorno mas cercano siempre asumían en tan distintos espacios como eventos, talleres, reuniones, etc. 

La renuncia del Viceministro de Interculturalidad hoy se hace parecer que se debería a discrepancias respecto a si las comunidades campesinas deben o no ser consideradas como pueblos indígenas en la base de datos oficial. Así lo hacen ver los medios de prensa amigos de Lanegra. Pero una fuente cercana al Ministerio de Energía y minas nos señalo que ya en varias oportunidades, esta pregunta fue constante por parte del ministro de este sector a su homologo en cultura, pero nunca fue respondida por Lanegra a quien se la derivaban. Si nunca la autoridad en temas indígenas se pronunció, es lógico que en el sector minero energético tengan que decir algo. Resulta así que lo sucedido no se debería a una discrepancia, sino a la falta de respuesta por parte del viceministro, quien quitó cuerpo para no “quemarse”. Así, la posición que tiene ahora el gobierno se debería no a una lucha por defender a los pueblos indígenas, sino a la falta de capacidad para asumir el rol que se le encomendó al viceministro, quedándose callado cuando le convenía, con lo que jalaba agua para su molino. 

Recordemos que ya una nota en el Diario La República señalaba que hacer pública la base de datos significaría que quién la saque se terminaría “quemando”. En otras palabras, significaría que el viceministro recibiría críticas de todos lados. Pero es sabido que Lanegra no estaba dispuesto a sumir ese riesgo, ya que como también se sabe, estaría interesado en ser la carta del Ejecutivo para la terna a Defensor del Pueblo, o a jefe del SENACE, en este ultimo caso, respaldado por sus amigos en el MINAM con quienes trabajo en el CONAM. Esto último se estaría cuajando desde que se preciso por parte de este sector que esta entidad estaría encargada no solo de los temas ambientales sino también de los sociales. Así, el perfil de Lanegra encorajaría. Todos contentos. 

Si es la carta del Ejecutivo para estos cargos, seria conveniente evaluar que tal ha sido la gestión que deja en Cultura, para ver lo que se depararía cuando se le proponga para evaluar los EIA. En el caso de la consulta previa, sabemos que “no existe una autoridad, sino que se tienen oficinas con funcionaritos que han aprendido a sacar cuerpo cuando les conviene.”Frente al tema de los pueblos indígenas en aislamiento, el tema es preocupante. La salida de varios profesionales de INDEPA, incluyendo a su jefe, resulta sintomático, ya que como varias fuentes internas del sector cultura nos han señalado, este grupo de profesionales eran críticos con la posición del viceministro de no querer “pelearse” con Energía y minas. Defender aislados o por lo menos trabajar para su defensa no era bien visto por Lanegra ya que eso le significaría abrirse un nuevo frente que como ya vemos, no esta dispuesto a asumir. Ejemplo de ello es que hasta la fecha no se han emitido los decretos supremos que reconocen la existencia de estos pueblos en aislamiento voluntario, que en su oportunidad fueron concertados con los Gobiernos Regionales y líderes indígenas. ¿La Población en Aislamiento Voluntario ha sido un tema tratado por el gobierno? Si la autoridad no dice nada, es evidente de que no.  La ultima nota de prensa del viceministerio dentro de la gestión de Lanegra responde claramente a la incapacidad para defender a estos pueblos: señalan que no han emitido opinión respecto a la solicitud de Energía y minas para la evaluación del EIA para el tema de la ampliación de la extracción en el Lote 88; efectivamente, no lo han hecho, y no se va a hacer, porque no han hecho nada, si no tienen equipos que lo hagan. Incluso, como lo ha señalado el IDL -y en varias oportunidades el Congreso de la Republica-, no existe una política, o por lo menos un avance de esta en esta materia en casi un año y medio de gestión. Nuevamente, la política del sacar cuerpo o en este caso, pecar por omisión.

Por otro lado, no se sabe que va a pasar con INDEPA, ya que la entidad aun existe. No hay un pronunciamiento oficial de que ya haya desaparecido. De ser así, son casi 5 millones de soles que en este momento son un presupuesto muerto desde enero de este año. ¿En que se esta gastando esta plata? Habría que preguntarle a los encargados. Si seguimos en este tema, queda pendiente responder sobre que va a pasar con el tema institucionalidad indígena en el estado. Según nota de prensa del Ministerio de Cultura emitida esta semana, se habrían llegado a una serie de acuerdos respecto a este tema, los que al leerlos nos remiten a lo que todo mundo ya sabe. Es decir, ¿para que reunirse por casi 7 meses para acordar algo que ya se sabia desde hace mas de cinco años? 

Pero ¿que más hace el Viceministerio de Interculturalidad? Esta pregunta se la hace todo el mundo. Y parte de esta repuesta es la siguiente: hace eventos. Resulta interesante ver como toda una Dirección General se dedica a un solo tema, que es la ruta Qapaq Ñan. Todo un presupuesto del Estado destinado a este único tema bien publicitado,  dejando de lado la política y el sistema nacional en temas indígenas, los registros de conocimientos ancestrales y la implementación de la Ley 27811. Entendemos que además son los responsables de la Plataforma contra el Racismo, uno de sus principales logros, el que se aplaude. Aunque si nos gustaría saber para qué sirve a parte de recoger las denuncias de discriminación, ya que este ministerio no tiene capacidad para sancionar. Y es que mientras las historias sean bonitas y se tomen la foto de grupo, todo estará bien, cuestión de ver lo activo que es el viceministro en las redes sociales y en los medios de prensa electrónico, amigos de éste.

Algo que resulta interesante evaluar es que esta salida habría sido concertada. Hace menos de dos semanas que ha ingresado Javier Aroca al Ministerio de Cultura como asesor del ministro (de acuerdo con lo señalado por SERVINDI). Qué casualidad que el ministro recién haya considerado tener un asesor en temas indígenas (recordemos que Aroca ha sido jefe del programa de pueblos indígenas de la Defensoría del pueblo, ha dirigido la ONG CAAAP, y acaba de salir de Oxfam para asumir este puesto) cuando tenia todo un equipo de personas en el viceministerio dedicadas a esto. La poca importancia que Peirano le da al tema significo dejar a Lanegra actuar a sus anchas. El ingreso de Aroca no es casualidad, es sabido que el es el reemplazo cantado de Lanegra. Esperemos que el si tome decisiones y no quite cuerpo, aunque su pasado en el CAAAP deja dudas, ya que esta ONG ha sido una de las mas cercanas en defender a Lanegra, quizás porque su asesor es el hijo de Ada Chuecas, directora de esta organización. Esto no debería extrañar, ya que como ya lo señalo AIDESEP, es costumbre de Lanegra que todo quede en familia, como es el caso de la relación sentimental que existe entre el director general de interculturalidad  que el puso, y la adjunta de medio ambiente de la Defensoría del Pueblo, cercana defensora de los intereses de Lanegra. Habría que preguntarles si eso ha sido causa de que la Defensoría no se pronuncie como su mandato legal lo estipula. 

Como se ve, la gestión del “quitar cuerpo” al parecer resulta, ya que en estos días la salida del viceministro ha significado casi una inmolación. En ese sentido, habrá que agradecerle. Por ello, le damos las gracias por enseñarnos que tener casi veinte años en la actividad pública no significan saber de gestión pública sino ser un buen político. Esperamos que Aroca sepa actuar y no seguir el ejemplo de su antecesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.