Perú: Lanegra se olvidó de las recomendaciones que dictaba cuando era Adjunto en la Defensoría del Pueblo

Mateo 7: 15-20 “Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.”



El Viceministro de Interculturalidad, Iván Lanegra Quispe, realizó en abril del año 2012 el anuncio que la Base de Datos oficial de pueblos indígenas y la Guía Metodológica para la implementación del derecho a la consulta previa a los pueblos indígenas estaría lista en mayo de ese año, luego en varios anuncios públicos fue cambiando la fecha, hasta que el último conocido fue en la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos y Ecología del Congreso de la República en el que señaló que estarían listos en diciembre del año pasado, sin embargo a la fecha, aún los pueblos indígenas no han recibido ninguno de estos instrumentos de gestión para la defensa de sus derechos.

Sobre la base de datos oficial de pueblos indígenas

Se ha señalado en reiteradas oportunidades por la máxima autoridad en temas indígenas del estado peruano que; los pueblos indígenas existen sin tener la necesidad de que se encuentren señalados en una base de datos, lo cual es cierto, pero a la vez es una muestra de exclusión de la política pública en favor de esta población.

El pretexto de minimizar la importancia sobre la base de datos oficial de pueblos indígenas, ha originado que el estado peruano no identifique con claridad y responsabilidad el número de indígenas existentes en el país, las condiciones de vida en la que se desenvuelven ni mucho menos cuales son las necesidades básicas y primordiales que atender cuando se pretende implementar programas de desarrollo en su favor.

Si consideramos a la discriminación como un acto de distinción que implica el establecimiento de excepciones y privilegios que excluyan a una persona o grupo de personas de los derechos que se conceden a la otra, queda establecido que mediante la ausencia de este instrumento de gestión se afectaría el derecho a la igualdad que instala a las personas, situadas en idéntica condición, en un plano de equivalencia.

Los censos nacionales nunca incluyeron seriamente criterios para la identificación de la población indígena, por el contrario siempre fueron considerados erróneamente como población rural que había que incorporar al mercado a cualquier costo.

La Base de datos oficial de pueblos indígenas, bajo el encargo del Viceministerio de Interculturalidad representa un acto de justicia social que permitirá identificar con exactitud a la población indígena, el número de pueblos existentes y sobretodo la ubicación de estos pueblos en el territorio nacional, lo cual constituirá una protección de los pueblos indígenas frente a las actividades extractivas a desarrollar en el país.

Erróneamente se ha venido señalando que indígenas sólo existe en la Amazonía, cuando en realidad también existen poblaciones indígenas en sierra y en la costa. La existencia y determinación de la población indígena en el país permitirá visibilizar y el reconocer derechos a esta población. Hasta hace algunos años se han venido aprobando proyectos extractivos en territorios comunales de la costa sin consulta, como por ejemplo el de Bayovar, que afectaba los territorios de la comunidad campesina de Sechura, que se implementó como si fuera una persona jurídica cualquiera.

La base Oficial de datos de población indígena en el Perú, permitirá tutelar los derechos territoriales de esta población que también se ubica en Costa y sierra de nuestro país, por ello la gran importancia que reviste este documento de gestión y la necesidad pronta de su publicación, sin embargo desde abril del 2012 se viene aletargando algo de vital importancia para los pueblos indígenas.

Sobre la Guía Metodológica para el ejercicio del derecho a la consulta previa de los pueblos indígenas

La Guía Metodológica para el ejercicio del derecho a la consulta previa de los pueblos indígenas es importante porque desarrollará los aspectos procedimentales específicos y conceptuales a tener en cuenta por los sectores al momento de implementar el derecho a la consulta previa en favor de los pueblos indígenas.

Es decir, se está a la espera de un documento de gestión que brinde pautas mínimas para la implementación del derecho a la consulta previa de los pueblos indígenas la misma que deberá guardar concordancia con la Ley y su reglamento de la materia.

La ausencia de este instrumento de gestión podría generar una desprotección de los pueblos indígenas en la implementación del derecho a la consulta por los sectores, entramparía además los procesos por las impugnaciones administrativas que se generen por no tener claridad en el proceso, se convertiría en un proceso sumamente discrecional y arbitraria por parte el Estado al no conocer con exactitud la metodología a seguir.

Gestión del Viceministro de Interculturalidad

El Señor Ivan Lanegra, cuando fue Adjunto del Medio Ambiente, Servicios Públicos y Pueblos Indígenas en una entrevista con el Sr. Athaus en el programa televisivo La Hora N en agosto de 2011 señaló que; “es el Viceministerio de Interculturalidad quien tiene la obligación de elaborar y determinar la base oficial de pueblos indígenas y sus instituciones representativas (…) el Estado no ha hecho el trabajo de identificar a los pueblos indígenas, lo único que tenemos es lo que ha hecho el INEI (…) la base de datos representa un trabajo intenso con los pueblos indígenas en el terreno (…)” que implica una participación activa en la implementación de este instrumento de gestión. Reconociendo que este producto debe ser consultado a los pueblos indígenas a través de sus entidades representativas; sin embargo, los años le dieron la oportunidad al Sr. Lanegra de ser el Viceministro, pero pese a ello éste ahora, pretende implementar el proceso de Consulta en el Lote 192 (ex Lote 1AB) sin la Base de datos oficial de pueblos indígenas, ni procedimiento alguno para implementarlo participativamente, ni Guía Metodológica, que podría significar una desprotección de los derechos de los pueblos indígenas contenidos en el Convenio 169 OIT y normas nacionales vinculadas a ellos; además de paralizar la inversión en el país.

Rogad, a Dios que el Sr. Lanegra no “sea el lobo vestido de oveja”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.