Perú: Poder Judicial, en primera instancia, declara nulo contrato del Lote 116

El 4to Juzgado Constitucional de Lima en primera instancia emitió la Sentencia sobre el Proceso de Amparo, solicitado por Zabelio Kayap Jempekit, Santiago Manuin Valera, Wrays Pérez Ramírez y Ananías Shawit Kasen contra el Ministerio de Energía y Minas y Petro Perú S.A. por la omisión de consulta previa en la suscrición del contrato de exploración y explotación del Lote petrolero 116 en la región Amazonas, Perú. 

El Juzgado resolvió;

1.) Declaramos fundada la demanda de amparo, por vulneración del derecho de participación ciudadana (consulta previa y consentimiento) de las comunidades nativas representadas por los Demandantes, debido a que las entidades estatales Demandadas omitieron realizar el procedimiento de consulta previa, y por amenaza a los derechos constitucionales de territorio, salud, identidad cultura, y vivir en ambiente sano y equilibrado; Con pago de costos.

2.) Ordenamos la nulidad del D.S. N° 066-2006-EM, que aprobó la suscripción del contrato de licencia de exploración y explotación de hidrocarburos en el Lote 116, y de la R.D. N° 283-2011-MEM/AAE, que aprobó el Estudio de Impacto Ambiental EIA para explorar 2 pozos exploratorios.

3.) Ordenamos la suspensión de las actividades de exploración del Lote 116 que se estén realizando o se vayan a realizar en las provincias de Condorcanqui, Bagua (Amazonas) y Datem del Marañón (Loreto) hasta que se realice un debido procedimiento de consulta previa.

4.) Ordenar al Ministerio de Energía y Minas y PERÚPETRO que, en caso de suscribir un nuevo contrato de licencia de exploración y en su momento realizar un nuevo EIA, estos deben ser consultados y se debe obtener el consentimiento de los pueblos indígenas afectados.

5.) Ordenar al Ministerio de Energía y Minas y PERÚPETRO dispongan el retiro de Maruel et Prom Perú y Pacific Stratus Energy Sucursal Perú del territorio de los pueblos indígenas Demandantes y de otra empresa que esté operando con ellos en virtud del Contrato de Licencia, mientras no se lleve a cabo el proceso de consulta, incluso el retiro de entidades o empresas que de manera directa o indirecta patrocinan los intereses de las empresas antes mencionadas”.

Felipe Cantuarias, Presidente de la Sociedad Peruana de Hidrocarburos, mostró su preocupación por la decisión del Poder Judicial dijo que esta sentencia atenta seriamente contra la seguridad jurídica en el Perú y es una pésima señal, no sólo para el sector de hidrocarburos, sino también para el minero y para cualquier otra industria. 

“El mensaje que se envía es que los contratos firmados con el Estado peruano tienen una fragilidad peligrosa, que representa un riesgo para cualquier inversión, es casi una advertencia de que nuestro país no es un buen destino para invertir”, sostuvo.

Por otra parte, Zebelio Kayap Jempekit señaló que espera que el Poder Judicial en segunda instancia ratifique lo que se resolvió en la primera por el bien de la población indígena de la región Amazonas y por constituir un derecho fundamental de los pueblos indígenas en el país.

Sentencias de este tipo, desnudan el vacío que dejó abierto el Tribunal Constitucional y el poder legislativo sobre del camino a tomar respecto de los contratos de concesión para la exploración y explotación de recursos naturales sin consulta previa, a pesar que el Convenio estaba vigente desde 1995, excusándose sobre la realización del proceso de consulta en la inexistencia de una norma interna que lo regulara.

En algún momento se vendió la idea de la nulidad de los contratos que no hubieran realizado el proceso de consulta después del año 1995, pero ello conlleva un plazo para interponerla y ya venció señalaron los del otro lado de la orilla; además ello agrava la seguridad jurídica del país sostuvo otro frente; a esas disputas se guardó un silencio cómplice en el Legislativo y el máximo intérprete de la constitución de lavó las manos diciendo que no podía resolver el tema al respecto cuando tuvo la oportunidad señalando que eso le correspondía al legislativo.

Hoy el panorama se torna sombrío, porque una cosa es revisar contratos en épocas de bonanza económica y otras en épocas de recesión.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.